«Nos mudamos al pueblo de Carmen del Paraná donde hasta ahora residimos. 

Como siempre era el rubro arroz nuestra actividad principal, construimos un pequeño molino dentro del área urbana; fue el inicio, no fue fácil porque siempre se continuaba trabajando en forma precaria, en forma manual».